Cómo Consigo Ser Más Bella?: Reflexión Sobre La Verdadera Belleza En Una Mujer

Una reflexión sobre la verdadera belleza de una mujer, pero al mismo tiempo es un excelente artículo de una que por la gracia de Dios es bella tanto por dentro como por fuera! Lo que te comparto fe escrito por Ruth Jiménez y publicado originalmente en "El Diario de Ruth".

La verdadera belleza la tiene una mujer que vive para Dios

Y que varga la aclaración, ya que como podrán notar tenemos estilos de escrituras muy distintos, y que además, aunque vean mi nombre podrán notar que te está hablando una fémina y no un hombre. Sin más que decir les dejo esta enseñanza y reflexión:

Hoy mis queridas jovencitas hablaremos de la belleza que en realidad importa y la que continuamente debemos cultivar.


Muchas veces cuando hablamos de belleza lo relacionamos rápidamente a lo que nuestros ojos ven y pues claro nos parece hermoso, pero veamos que significa belleza. Según la real academia española nos dice que belleza es: Persona o cosa notable por su hermosura.

Desde muy pequeñas nosotras las mujeres vamos descubriendo que la belleza va relacionado a lo externo y no porque nos hayan enseñado que esto debe ser así pero nuestra propia cultura aporta a que siempre lo veamos de esa forma y bueno parece que está ganando terreno y por eso vemos que ya desde muy pequeñitas nuestras niñas comienzan a perder su identidad dejándose llevar por este concepto de belleza superficial.

Pero Cuál Es La Verdadera Belleza Que Debemos Cultivar?


Es cierto, quien no se quiere ver bella por fuera? En especial nosotras las mujeres, que si nuestro cabello, nuestra piel si vestimos a la moda, etc. ¿Pero todo esto de la belleza física es realmente importante? Si hiciéramos una encuesta sobre la belleza a la mayoría de personas yo creo que el 90% se basarían en lo externo y no en interno que es lo que realmente importa.

Recuerdo en los últimos años de colegio en primaria y comenzando mi secundaria algunos compañeros comenzaron mucho a molestarme por mi tamaño y color de piel, de hecho eso ha influido mucho en mi personalidad durante mucho tiempo, mi identidad siempre se basaba en lo que decían los demás de mí, eso ha sido una de las cosas que he ido arrastrando y guardando en mi corazón, llegando al punto de no sentirme hermosa, ni bella como mujer, pero gracias a Dios todas estas mentiras han ido debilitándose poco a poco y saber que mi identidad esta en Cristo.

Sé que muchas mujeres han pasado lo mismo que yo, claro en diferentes situaciones y la verdad crecemos creyendo que no hay nada hermoso en nosotras y más si se trata de la belleza física. Por ejemplo; tengo una amiga que vive en otro país y recuerdo en alguna de nuestras conversaciones ella dijo: Ruth aquí el tener el cuerpo perfecto es un presión muy fuerte ya que somos consideradas como el país que tiene las mujeres más hermosas del mundo.

Es cierto nos sentimos muchas veces que la cultura de este mundo nos anda mandado mensajes subliminales de cuál es la belleza que importa, muchos de ellos lo recibimos a través de la televisión, revistas, música, libros, anuncios etc.

Y aquí quiero aclarar este punto Señoritas, no estoy diciendo que se dejen de arreglar o cuidar y andar todas desalineadas, ¡no! claro que no, tampoco llevarlo al otro extremo de volverse obsesiva y querer reflejar lo que realmente no somos, sé que muchas jovencitas lo hacen, tengamos cuidado con esto al final nunca te sentirás satisfecha la búsqueda de la belleza física es invariablemente una meta inalcanzable y vaga.

Saben, en la biblia encontramos un hermoso mensaje al Rey Lemuel de parte de su madre (una mujer) donde le dice a su hijo:

"El encanto es engañoso, y la belleza no perdura, pero la mujer que teme al Señor será sumamente alabada".

Lo Que Importa Es el Corazón, La Esencia, Personalidad, Las Actitudes, etc.


Yo sé que muchas veces has escuchado decir la típica respuesta cuando se le pregunta a alguien que es lo que te gusta de tal o cual persona y ellos responden: "lo que importa es el corazón, la esencia, personalidad, las actitudes, etc. y no lo externo". Sé que muchas respuestas te van a sonar sinceras, pero la mayoría de ellas no lo serán.

Pienso que esta madre con todo el amor del mundo quiso hacerle entender a su hijo que la belleza externa esa que la mayoría de nosotros nos llama la atención, se acaba, no es eterna y hablando dentro del contexto se refiere al carácter de una esposa noble y piadosa.

Mujeres, Señoritas, adolescentes cultivemos la belleza eterna. Sé que muchas aquí consideran la belleza física importante y bueno de cierta manera lo es, yo no estoy diciendo que es malo, Dios tampoco lo dice, sé que todo lo hizo hermoso, lo que sí está mal es enorgullecerse de la belleza que Dios te ha dado y utilizarlo con otras intenciones.

La biblia también nos dice que todo es vanidad, ¡sé modesta¡ la belleza juntamente con la modestia reflejará un corazón humilde, y es eso lo que debemos cultivar, lo que nos debe interesar la belleza verdadera, la del corazón.

La Belleza Que Debe Reflejar La Mujer Cristiana


Nosotras como mujeres cristianas debemos buscar reflejar la belleza, el orden, la excelencia y la gracia de Dios, tanto a través de nuestro yo externo como del interno.

Te recuerdo que no será fácil a mí me llama mucho la atención el arreglo personal la estética y todo eso, pero sé los límites que le pongo a mis gustos y no dependo de ellas ni lo hago parte de mi vida, el dominio propio es muy importante. Pon límites, es cierto a veces siento que no encajo en un mundo donde la gente vive de las apariencias, y debo causar una buena impresión, pero es importante ser tu misma y reflejar la belleza de Cristo en todos los sentido hacia los demás.

Tal vez llegaste a este blog porque pensante que encontrarías con una lista de tips, de cómo ser más bella ¿cierto? Más doy gracia a Dios por tu vida me siento súper contenta que hayas llegado hasta aquí, quiero que sepas que eres hermosa en Cristo.

Seguramente habrá muchas cosas difíciles a las que tendrás que renunciar. Yo aún lucho con mi baja autoestima y cosas que me hacen sentir triste, pero voy aprendiendo que cultivar la belleza del corazón es más importante y eso nos hará ver hermosas en todos los sentidos y así darle la Gloria a Dios.

Recuerda:

El mundo no necesita ver mujeres más bellas, ya las tiene, el mundo necesita más mujeres que muestren la belleza incorruptible del poder transformador de Jesucristo.


Hasta aquí el aporte de nuestra querida herma Ruth.

Ahora aprovecho para invitarte a expresar tu opinión, y por qué no, a que veas nuestra última publicación sobre la santificación del hombre. Regresando al tema, para mi (y según la Biblia)la mujer más bella del mundo es la que anda en santidad ante los ojos de nuestro creador.